493 Views

La importancia de aprender inglés a temprana edad

Muchos de nosotros hemos escuchado que la mejor forma de aprender inglés es desde que somos pequeños y que a medida que pasa el tiempo se puede hacer más difícil para nuestros hijos el aprendizaje de este idioma. Muchas veces no entendemos por qué aprender inglés es mejor mientras los niños son pequeños y aun se están desarrollando sus cerebros.

A continuación hablaremos de todo lo que necesitas saber sobre las bondades de aprender inglés a temprana edad.

¿Por qué es más fácil para un niño aprender inglés?

Cuando los niños nacen, cuentan con cien millones de neuronas que no han tenido la oportunidad de hacer ningún tipo de conexión entre ellas, podemos decir que son neuronas independientes. Cuando hablamos de una estimulación temprana para los niños, es vital que ellos estén expuestos a experiencias que les permitan desarrollar esas conexiones cerebrales inexistentes.

Mientras más veces repitan una experiencia, más rápido crean una conexión estable en sus neuronas que llega a formar parte del conocimiento de los niños. Aprender inglés a una temprana edad es considerada una experiencia y estimulación que ayudará a los niños a su desarrollo cognitivo.

El cerebro es un músculo, lo que significa que aprender inglés involucra memorizar un nuevo vocabulario y esto ayuda al cerebro a ser más fuerte y tener más capacidad.  

¿Qué dicen los estudios sobre aprender inglés a una temprana edad?

Varios estudios han concluido en que desde que nacemos o incluso antes de que entendamos una lengua, nuestro cerebro empieza a procesar palabras que suenan a nuestro alrededor. De esta forma podemos determinar sonidos de la lengua y la forma de las frases (fonemas y sintaxis). Casi llegando a los 12 meses de edad, la mayoría de los niños ya empiezan a descubrir esto y dependiendo de su capacidad pueden empezar a decir sus primeras palabras, es decir, si estamos hablando de dos lenguas, los niños a partir de 12 meses ya están preparados para producir palabras en ambas lenguas.

Es mas, cuando los niños empiezan a producir sus primeras palabras y comienzan a crear y combinar frases, desarrollan la habilidad de relacionar significados de las palabras con los sonidos de las lenguas. Si le decimos a una niño “ Esta es una pelota” o “ This is a ball”, el niño podrá entender perfectamente que son lo mismo pero en diferentes lenguas. Lo mismo pasa si los padres hablan en diferentes idiomas con ellos, el padre puede decir “Ball” y la padre puede decir “Pelota” y el niño lo entenderá perfectamente.

Los estudios han llegado a demostrar que llegando a la edad de 3 años, la mayoría de los niños ya entienden y pueden controlar gran parte de la lengua que tienen a su alrededor, por lo que aprender inglés es muy beneficioso durante esos primeros años.

¿Cómo aprender inglés a edades tempranas?

Hay varias metodologías para aprender inglés a una temprana edad, los expertos han concluido que esta es la mejor forma de aprender inglés: 

  • Crear contextos significativos para los niños:  un contexto significativo se refiere a cuentos e historias, los cuales tienen un entorno perfecto para el entendimiento de los niños y trabajan también la interacción oral. Idealmente, los contextos deberían estar relacionados con la vida del niño o que por lo menos le resulte familiar y fácil de recordar, de esta forma el niño se sentirá identificado y hará que recuerde mejor y utilice el vocabulario aprendido en su propio entorno.
  • Aprender inglés por imitación es muy bueno a edades tempranas: En estos casos usamos las canciones, rimas y juegos que son la forma más efectiva de aprendizaje a estas edades tempranas. Otro tipo de imitaciones pueden verse reflejadas por el teatro, la televisión o películas.
  • La elaboración de modelos y prácticas en el aula ayuda a estructurar lo que sucede con el niño: A esto nos referimos con la creación de rutinas en la vida de los niños en cuanto a lo que aprender inglés se refiere, como por ejemplo, destinar un lugar y tiempo especifico para el aprendizaje de inglés.
  • Máxima exposición al idioma: Cuando hablamos de que los niños tienen que tener una máxima exposición al idioma, nos referimos a que no solo el profesor tiene que ser el que le transmita el idioma la alumno, se pueden transmitir a través de otros recursos como tarjetas con dibujos, canciones, juegos e incluso páginas web adaptadas para que los niños puedan aprender inglés. Lo importante es que los niños pasen el mayor tiempo posible en contacto con este nuevo idioma para que puedan aprender inglés más rápido. 
  • Implicación de los padres: Este punto es muy importante para el desarrollo de los objetivos de la enseñanza para que el niño pueda aprender inglés. Estos objetivos tienen que estar claramente definidos y es importante que los profesores y los padres sepan cuales son para poder trabajar en conjunto por el bien del niño.
  • Continuidad y progresión: Cuando hablamos de continuidad y progresión nos referimos a que debe haber una evolución en el aprendizaje del niño a medida que va progresando en su viaje para aprender inglés. Tiene que haber nuevas dificultades constantemente para que su cerebro pueda seguir evolucionando.

¿Cómo puede ayudarme Helen Doron Ecuador?

En Helen Doron Ecuador enseñamos inglés como lengua extranjera a niños de 3 meses a 19 años. Nuestras lecciones son divertidas, atractivas y sin estrés. Utilizamos recursos como la música, juegos y una amplia variedad de actividades cuidadosamente planificadas: los niños aprenden inglés de forma fácil y natural, de la misma manera que aprenden su lengua materna. Todas las lecciones se imparten en nuestros centros de aprendizaje en Ecuador. El curso adecuado para tus hijos está aquí.

Si quisieras más información o te interesa una clase de demostración, rellena tus datos en el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.


494 Views

La importancia de aprender inglés a temprana edad

Muchos de nosotros hemos escuchado que la mejor forma de aprender inglés es desde que somos pequeños y que a medida que pasa el tiempo se puede hacer más difícil para nuestros hijos el aprendizaje de este idioma. Muchas veces no entendemos por qué aprender inglés es mejor mientras los niños son pequeños y aun se están desarrollando sus cerebros.

A continuación hablaremos de todo lo que necesitas saber sobre las bondades de aprender inglés a temprana edad.

¿Por qué es más fácil para un niño aprender inglés?

Cuando los niños nacen, cuentan con cien millones de neuronas que no han tenido la oportunidad de hacer ningún tipo de conexión entre ellas, podemos decir que son neuronas independientes. Cuando hablamos de una estimulación temprana para los niños, es vital que ellos estén expuestos a experiencias que les permitan desarrollar esas conexiones cerebrales inexistentes.

Mientras más veces repitan una experiencia, más rápido crean una conexión estable en sus neuronas que llega a formar parte del conocimiento de los niños. Aprender inglés a una temprana edad es considerada una experiencia y estimulación que ayudará a los niños a su desarrollo cognitivo.

El cerebro es un músculo, lo que significa que aprender inglés involucra memorizar un nuevo vocabulario y esto ayuda al cerebro a ser más fuerte y tener más capacidad.  

¿Qué dicen los estudios sobre aprender inglés a una temprana edad?

Varios estudios han concluido en que desde que nacemos o incluso antes de que entendamos una lengua, nuestro cerebro empieza a procesar palabras que suenan a nuestro alrededor. De esta forma podemos determinar sonidos de la lengua y la forma de las frases (fonemas y sintaxis). Casi llegando a los 12 meses de edad, la mayoría de los niños ya empiezan a descubrir esto y dependiendo de su capacidad pueden empezar a decir sus primeras palabras, es decir, si estamos hablando de dos lenguas, los niños a partir de 12 meses ya están preparados para producir palabras en ambas lenguas.

Es mas, cuando los niños empiezan a producir sus primeras palabras y comienzan a crear y combinar frases, desarrollan la habilidad de relacionar significados de las palabras con los sonidos de las lenguas. Si le decimos a una niño “ Esta es una pelota” o “ This is a ball”, el niño podrá entender perfectamente que son lo mismo pero en diferentes lenguas. Lo mismo pasa si los padres hablan en diferentes idiomas con ellos, el padre puede decir “Ball” y la padre puede decir “Pelota” y el niño lo entenderá perfectamente.

Los estudios han llegado a demostrar que llegando a la edad de 3 años, la mayoría de los niños ya entienden y pueden controlar gran parte de la lengua que tienen a su alrededor, por lo que aprender inglés es muy beneficioso durante esos primeros años.

¿Cómo aprender inglés a edades tempranas?

Hay varias metodologías para aprender inglés a una temprana edad, los expertos han concluido que esta es la mejor forma de aprender inglés: 

  • Crear contextos significativos para los niños:  un contexto significativo se refiere a cuentos e historias, los cuales tienen un entorno perfecto para el entendimiento de los niños y trabajan también la interacción oral. Idealmente, los contextos deberían estar relacionados con la vida del niño o que por lo menos le resulte familiar y fácil de recordar, de esta forma el niño se sentirá identificado y hará que recuerde mejor y utilice el vocabulario aprendido en su propio entorno.
  • Aprender inglés por imitación es muy bueno a edades tempranas: En estos casos usamos las canciones, rimas y juegos que son la forma más efectiva de aprendizaje a estas edades tempranas. Otro tipo de imitaciones pueden verse reflejadas por el teatro, la televisión o películas.
  • La elaboración de modelos y prácticas en el aula ayuda a estructurar lo que sucede con el niño: A esto nos referimos con la creación de rutinas en la vida de los niños en cuanto a lo que aprender inglés se refiere, como por ejemplo, destinar un lugar y tiempo especifico para el aprendizaje de inglés.
  • Máxima exposición al idioma: Cuando hablamos de que los niños tienen que tener una máxima exposición al idioma, nos referimos a que no solo el profesor tiene que ser el que le transmita el idioma la alumno, se pueden transmitir a través de otros recursos como tarjetas con dibujos, canciones, juegos e incluso páginas web adaptadas para que los niños puedan aprender inglés. Lo importante es que los niños pasen el mayor tiempo posible en contacto con este nuevo idioma para que puedan aprender inglés más rápido. 
  • Implicación de los padres: Este punto es muy importante para el desarrollo de los objetivos de la enseñanza para que el niño pueda aprender inglés. Estos objetivos tienen que estar claramente definidos y es importante que los profesores y los padres sepan cuales son para poder trabajar en conjunto por el bien del niño.
  • Continuidad y progresión: Cuando hablamos de continuidad y progresión nos referimos a que debe haber una evolución en el aprendizaje del niño a medida que va progresando en su viaje para aprender inglés. Tiene que haber nuevas dificultades constantemente para que su cerebro pueda seguir evolucionando.

¿Cómo puede ayudarme Helen Doron Ecuador?

En Helen Doron Ecuador enseñamos inglés como lengua extranjera a niños de 3 meses a 19 años. Nuestras lecciones son divertidas, atractivas y sin estrés. Utilizamos recursos como la música, juegos y una amplia variedad de actividades cuidadosamente planificadas: los niños aprenden inglés de forma fácil y natural, de la misma manera que aprenden su lengua materna. Todas las lecciones se imparten en nuestros centros de aprendizaje en Ecuador. El curso adecuado para tus hijos está aquí.

Si quisieras más información o te interesa una clase de demostración, rellena tus datos en el siguiente formulario y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.